En 2006, la ONU declaró el 17 de mayo como el Día Mundial de Internet. Esta declaración que cumple recién 4 años, hoy la celebramos y la hacemos extensiva, ¿a quién si no?,  ¡al mundo entero!. Así es, Internet es quizá la fábrica de co -creación más universal que jamás haya existido.  Es la fuente fundamental de información, entretenimiento y de relaciones  personales y comerciales para un importante sector de la población alfabetizada a nivel mundial.

Es una revolución tan vertiginosa que cuesta seguirle el ritmo, entender su lógica, aplicarla y buscarle el aporte real  y permanente. Casos comprobados a nivel comercial existen y son esas empresas pioneras que hoy lideran rankings de valor de marca y de facturación en los mercados más influyentes del mundo. Desde Latinoamérica vamos repuntando, abriendo el acceso, aumentando velocidades de conexión y con ello la apertura a una oferta infinita y despierta todos los días de la vida. Implica entonces moverse rápido, abrir canales y atenderlos oportunamente. Nadie duerme, todo circula veloz, lo bueno, lo malo y lo muy bueno y muy malo también.

Internet llegó y es la nueva forma de relacionarnos. Las comunidades y redes amigas y comerciales han llegado para quedarse. Hemos cambiado la forma de vender y también de comprar. Hemos ampliado en línea la capacidad de aprendizaje y sin duda, hemos agregado tanta cantidad de fuentes y posibilidades que es un reto constante encontrar la forma de integrarnos, de sacarle provecho a esta interconectividad perenne. No obstante, detrás de todos estos enlaces inagotables, siempre  están las personas.

Por eso, hoy celebramos lo más esencial de la red, y es a las personas que estamos detrás de ella día a día, participando en tantos roles y de maneras tan diversas como sea posible.

Hablamos de relaciones humanas y por ello la confianza, la seriedad, el cumplimiento y sobre todo el propósito es lo que siempre logrará fans, seguidores, compradores, embajadores o lo que sea que persigamos. Queda mucho por hacer, el que no está, no existe, pero la existencia implica compromiso y dedicación, tal como lo haríamos al mirarnos a los ojos.

Lo que nutre y nutrirá siempre a la red son las personas. ¡Feliz Día Mundial de Internet, feliz día para tod@s!